lunes, 5 de julio de 2021

Kiribati

 


Capital: Tarawa

Situado al este de Australia


Kiribati es un grupo de atolones en el Pacífico. Por su situación, su tamaño y la ausencia de agua dulce, la gastronomía no es muy variada y se centra, sobre todo, en el pescado y el marisco, que se consume crudo, asado o a la parrilla, acompañado de arroz o ñame. Se cultiva sobre todo calabaza, fruto del árbol del pan, taro, papaya, plátano y cocos, por lo que son dos ingredientes muy utilizados. También es muy habitual la carne enlatada. El resto de ingredientes se importan desde Australia. Kiribati huele a calabaza, a ajo, a curry, a langosta, a pescado a la parrilla, a plátano y a leche de coco.

Crema de calabaza



Taro con leche de coco







El coco es uno de los pocos alimentos que se dan en las islas de Kiribati, por lo que no es raro encontrarlo en todos los platos. Se utiliza su carne fresca o rallada si está seco, la leche o crema que se consigue con ella y el agua del coco verde. Hasta utilizan la sabia del cocotero, a la que llaman toddy, para como endulzante o para fermentarlo y obtener vino de palma. En estos platos, por ejemplo, la leche de coco está presente en una crema fría de hortalizas, en un pescado caliente con especias y dándole untuosidad a un postre de taro.


Pescado con salsa de curri

Ingredientes para 2 personas:










  • 2 filetes de pez espada
  • 100 g de arroz
  • 200 ml de leche de coco
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de curri
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • Sal
  • Aceite
Se corta el diente de ajo en láminas y se saltea en una olla con un poco de aceite. Se añade el arroz y se saltea un minuto. Se añaden 50 ml de agua, 100 ml de leche de coco, el azúcar y sal y se deja cocer 20 minutos tapado, a fuego bajo.

Se fríen los filetes de pez espada y se reservan.

En la misma sartén se añaden 100 ml de leche de coco, el curri y sal y se deja reducir un poco. Se vuelven a colocar los filetes en la sartén y se cocina 5 minutos más.


Podéis sustituir el pez espada por atún o por cualquier otro pescado que os guste. Enjoy your meal!

domingo, 27 de junio de 2021

Kirguistán

 


Capital: Bishkek

Situado en Asia Central


La gastronomía kirguisa tiene influencias de la cocina de Oriente Medio y los países del Mediterráneo. Debido a su historia nómada, los platos son sencillos en su preparación y contundentes en su contenido. Los tubérculos y las verduras de climas fríos se utilizan como acompañamiento de los platos principales y para la preparación de sopas. El ingrediente principal de la cocina de Kirguistán es el cordero, que se come en forma de guiso denso, en las sopas o con una masa de pasta. También se consumen muchos lácteos, como yogur, un requesón seco y salado para que se conserve mejor o el kumis, una bebida de leche de yegua fermentada, que hay que beber al menos una vez al año, para purificar el estómago y la sangre. Las comidas se acompañan con pan, porque tradicionalmente se comía con las manos y se terminan con un té y fruta fresca o seca o postres hechos a base de masas fritas. Kirguistán huele a repollo, a calabaza, a cebolla, a pan,  a carne de cordero, a pimentón, a pimienta, a leche agria, a masa frita y a té chai.


Oromo

Kurdak


Kurma chai


Si en Kazajistán, el país vecino, las comidas se terminan con té negro, en Kirguistán comienzan y acaban con té verde prensado, sobre todo en verano. Generalmente añaden al té preparado un poco de leche, sal y pimienta. Otras veces se le añade mantequilla, para hacerlo más energético, pero en lugar de añadirla directamente a la bebida, como se hace en los países aledaños, se prepara una masa ligera con harina frita y mantequilla, que luego se liga con el té ya preparado. Para acompañar al té se preparan diferentes dulces con masas de harina dulce y fritas como el chak-chak o el tan mosho.


Tan mosho

Ingredientes para 2 personas:











  • 100 g de harina
  • 25 ml de aceite de girasol
  • 12 g de azúcar
  • 1 sobre de levadura de panadero
  • Azúcar glass
Se mezcla en un bol la harina, el aceite, el azúcar y la levadura. Se añade poco a poco agua templada hasta conseguir una masa manejable. Se deja reposar tapada media hora.

Se amasa de nuevo la masa y se divide en 4 porciones. Con cada una de ellas se forma un churrito al que se hace un agujero en el centro y después se enrolla sobre sí mismo a lo largo, para formar una especie de trenza.

Se fríe la masa en abundante aceite caliente y se espolvorea con azúcar glass.


Estas postres son estupendos mojados en té con leche caliente. тамактануудан ырахат ал! (tamaktanuudan ırahat al)

lunes, 17 de mayo de 2021

Kenia

 


Capital: Nairobi

Situada en la costa oriental africana


La gastronomía de Kenia está influenciada por la hindú, debido a que comerciantes persas hicieron de la cercana isla de Zanzibar un puerto clave en la ruta de las especias y a los trabajadores que llegaron de la India durante su periodo como colonia británica. La comida se basa en el uso de tubérculos y legumbres guisados con verdura y cereales en forma de pan ugali o chapati, para acompañar los platos principales. La carne de pollo, cabra o ternera, suele reservarse para ocasiones especiales, en las que se guisa o se asa a la parrilla. Lo mismo ocurre con el pescado, sobre todo en las zonas costeras, donde la tilapia a la parrilla es uno de los platos principales. Todos estos platos suelen estar bastante especiados. El postre habitual es fruta fresca o pequeños pastelitos preparados con leche de coco y especias, para acompañar al té chai al final de las comidas. Kenia huele a cebolla, a tomate, a frijoles, a maíz, a cilantro, a curri, a carne a la parrilla, a mango, a papaya, a fruta de baobab y a leche de coco.

Irio, kuku paka y ugali

Mandazi
























El ugali es una masa de harina de maíz cocida en agua, que acompaña multitud de platos de la cocina keniata. Podemos encontrar masas parecidas por toda África, variando los ingredientes y también los nombres. En Malawi y Zambia se le llama nsima o nshima, en Sudáfrica pap o papilla y en Zimbaue lo  sadza. Incluso puede encontrarse en algunas islas del Caribe, con en nombre de hongo o fungui. Puede prepararse este plato con harina de mandioca, de ñame o con sémola y sustituir el agua por leche. Una vez preparado, se come pellizcando pequeños trozos con la mano y formando una pequeña bola que aplastaremos por el centro, para que nos ayude a recoger parte del guiso.


Ugali

Ingredientes para 2 personas:



  • 200 ml de agua
  • 100 g de maicena
  • Sal

Se disuelve la maicena en medio vaso de agua.

Se lleva el resto del agua a ebullición con la sal. Sa añade la maicena disuelta y se baja el fuego, removiendo constantemente durante unos 10 minutos.

Se deja enfriar brevemente. Se parte la masa en 2 y se le da forma de bola con las manos.



Podéis probarlo en cualquier guiso de carne, pescado o verduras. Karibu chakula!

jueves, 1 de abril de 2021

Kazajistán

 

Capital: Nur-Sultán

Situado en Asia central


La gastronomía kazaja tiene su origen en el pasado nómada de sus habitantes, que pastoreaban con ganado, por lo que la carne y los lácteos son los principales ingredientes. Las carnes más consumidas son la de cordero y caballo, seguidas de la de ternera y camello, que se preparaban en guisos, embutidos, seca y en salazones. La difícil conservación de la leche, hacía que la consumieran agria, tanto para beber como para fabricar queso. Las verduras, pescado, fruta y postres, se fueron incluyendo en su cocina gracias a influencias de los países de Europa del este y Corea. Las comidas terminan con pastelitos de masa frita con miel y té negro con leche. Kazajistán huele a cebolla, a cordero guisado, a nabo, a pimienta, a vinagre, a pan, a leche agria, a miel, a té y a hinojo.

Ensalada shalgam


Té con leche aromatizado





Chak-chak






Hay un dicho autóctono que dice que el segundo animal que come más carne, después del lobo, es el kazajo. Cuando aún eran un pueblo nómada, la carne del ganado que pastoreaban, seca o en salazón, les acompañaba durante sus largas travesías. Pero con el frío del invierno, los guisos se hacían mucho más apetecibles. Por la incomodidad de transportar material de cocina, los platos se preparaban desde un mismo recipiente y se ideaban formas de comer que no implicasen el uso de cubiertos. El beshbarmak, uno de los platos kazajos más conocidos, consiste en pequeños trozos de carne y pasta, cocinados con cebolla cortada en aros. Este plato puede comerse como un guiso, o separar el caldo, para beberlo en un cuenco, y dejar la carne y la cebolla secas para que puedan comerse con las manos y un trozo de pan.


Beshbarmak

Ingredientes para 2 personas:





- 300 g de carne de cordero o ternera para guisar

- 1 cebolla

- 1 nabo

- 1 cucharada de pasta de tomate

- 1 hoja de laurel

- 1/2 cucharadita de comino

- 1/4 de cucharadita de eneldo

- 1/4 de cucharadita de semillas de cilantro

- 1 pizca de pimentón picante

- 300 ml de caldo de carne

- 125 g de harina

- 62 g de agua

- 1/2 huevo

- 1 pizca de sal

- Mantequilla


Cortamos la carne en daditos y la sofreímos en una olla con mantequilla hasta que esté dorada. Reservamos.

Cortamos la cebolla en aros y el nabo en láminas finas y los pochamos en la mantequilla. Cuando estén transparentes añadimos la carne de nuevo, la pasta de tomate y las especias. Mezclamos bien y cubrimos con el caldo.

Cuando llegue a ebullición, bajamos el fuego y dejamos cocer 1 hora, hasta que la carne esté blanda.

Mientras tanto mezclamos la harina con el agua, el huevo y la sal. Formamos una masa y la dejamos reposar 20 minutos.

Estiramos la masa con el rodillo en una superficie enharinada y la cortamos en rombos.

Cuando el guiso esté hecho, separamos la carne y la verdura y cocemos la pasta en el caldo durante 10 minutos.

Se sirve un plato hondo con la pasta y la carne encima, regados con el caldo.


Según la zona de Kazajistán en la que se prepare, se usan diferentes verduras, así que podéis probar a añadir nabo, zanahorias, pimientos o patatas. ләззат алу!

lunes, 8 de marzo de 2021

Jordania


 

Capital: Ammán

Situado en el noroeste de la península arábiga


La gastronomía jordana es similar a la de otros países de oriente medio, con influencias bereberes y de los comerciantes hindús. Las comidas comienzan con entrantes a base de ensaladas, verduras o salsas de verduras o legumbres. Se continúa después con un plato principal con arroz, pasta, patatas o legumbres, acompañando normalmente a guisos de carne de cordero o pollo. La carne se consume también en brochetas y bocadillos y el pescado, a la parrilla. Las comidas se terminan con pastelitos dulces rellenos de frutos secos o fruta desecada y recubiertos de miel. Se acompaña el postre con té con menta o cardamomo o café árabe. Jordania huele a garbanzos, a aceitunas, a berenjena asada, a naranja, a aceite, a pan, a almendras, a guiso de cordero, a pollo a la parrilla, a pistachos, a agua de rosas, a miel, a dátiles y a té con menta.

Ensalada de naranja e hinojo

Manzana rellena


Se conoce como levante del País de Sham (Siria, Líbano, Palestina y Jordania). Estos cuatro países tienen una cultura, dialecto y gastronomía similar. Su cocina es parecida a la turca y griega y se engloba en la dieta mediterránea, Patrimonio de la humanidad. La estructura, sin embargo, es más típica de países árabes, con multitud de entrantes, un plato principal y postre. La comida en Jordania es un acto social y todo el mundo suele comer de la misma bandeja, utilizando su mano derecha para tomar un bocado con pan de pita. La mano izquierda se reserva para el aseo personal, y algunas personas la mantienen en la espalda durante la comida. 



Pechuga de pollo al desierto

Ingredientes para 2 personas:












- 1 pechuga de pollo (2 medias)

- 1/2 cebolla

- 1 patata

- 1 cucharadita de cúrcuma

- 3 dátiles

- 1 cucharada de pasas

- 1 cucharada de almendras tostadas

- Sal y pimienta

- Aceite


Se pica la cebolla y se pone a rehogar en el tajín con un poco de aceite. Cuando esté transparente, colocamos encima la pechuga de pollo salpimentada y la dejamos unos minutos.

Le damos la vuelta al pollo y colocamos por los huecos rodajas de patata. Disolvemos la cúrcuma en 1/2 vaso de agua y se lo agregamos al guiso. Tapamos el tajín, bajamos el fuego al mínimo y dejamos hacer unos 45 minutos.

Picamos los dátiles y los añadimos al tajín, junto con las pasas y las almendras ligeramente machacadas. Dejamos cocer 15 minutos más. 

Si la salsa está muy líquida, dejamos hacer destapado unos minutos más, hasta que espese.


En esta receta, puede omitirse la patata y servir el guiso con arroz. بالهنا والشفا


domingo, 28 de febrero de 2021

Japón


 

Capital: Tokio

Situado en el este asiático


La gastronomía japonesa está muy influenciada por la china y, desde su apertura al mundo occidental,  recoge variaciones de platos de multitud de otros lugares. La comida japonesa está basada en el arroz y la pasta de arroz, trigo y alforfón, presentes en todas las comidas. Las verduras, algas y setas tienen muchísima relevancia, tanto en sopa, como en ensaladas y guisos. Los tubérculos y huevos también forman parte de muchas preparaciones, incluso de algunos primeros platos un poco dulces para nuestra costumbre. Entre las legumbres, la soja es la más utilizada, tanto en guisos o brotes, como para fabricar salsa, miso, tofu y pastas dulces. Al ser una isla, el pescado es muy consumido, tanto crudo como cocinado en guisos, brochetas o al papillote. De la misma forma se consume la carne, sobre todo pollo, ternera y cerdo. Los postres son poco dulces en general, porque la cocina japonesa tiende a equilibrar los cinco sabores básicos dentro de cada plato. Son habituales las masas de arroz rellenas de pasta de legumbres, semillas o fruta. Además del agua, consideran el té verde como base de la hidratación. La bebida alcohólica más representativa es el sake, que se consume caliente para producir antes sus efectos y así beber menos cantidad. Japón huele a arroz cocido, a alga wakame, a miso, a vinagre dulce, a pescado crudo, a salsa de soja, a pollo a la plancha, a caramelo de soja, a jengibre, a sésamo y a té verde.

Sopa de miso

Sunomono

Daifuku mochi


La cultura japonesa tiene una gastronomía muy marcada y muy diferente a la del resto del mundo. El cuidado en la preparación y la presentación de los platos es uno de sus distintivos. Ha exportado muchos platos fuera de sus fronteras, como el okonomiyaki. Yaki significa a la plancha y Okonomi a tu gusto, así que es un plato que admite cualquier tipo de ingredientes a una base de huevo, harina y repollo. En Osaka, los ingredientes elegidos se añaden a la masa, para cocinarla después, mientras que en Hiroshima se cocina primero la masa, para añadir los ingredientes posteriormente, entre los que suelen añadirse fideos soba, para hacerla más contundente. Se considera el plato más típico de esta segunda ciudad, donde hay un museo, el Wood Egg Okonomiyaki, en el que se puede aprender todo sobre esta especie de tortilla o pizza y un enorme establecimiento de cuatro plantas, el Okonomimura, donde probar cualquier variedad que puedas imaginar.


Okonomiyaki

Ingredientes para 2 personas: 











- 2 huevos

- 90 g de harina

- ¼ de vaso de agua

- ½ lata pequeña de maiz 

- 4 hojas de col china

- 4 lonchas de bacon

- 8 gambas grandes

- 1 cucharada de salsa tonkatsu

- 1 cucharada de mayonesa

- Ao nori

- Aceite

- Sal, pimienta


Mezclamos bien los huevos con la harina y con el agua.

Cocemos las gambas 5 minutos. Cortamos el bacon  y la col en tiras gruesas. Salteamos el bacon y lo añadimos a los huevos junto con la col, las gambas y el maíz.

Calentamos aceite en una sartén,  vertemos los huevos, le damos forma de tortilla y hacemos a fuego lento 5 minutos. Le damos la vuelta, tapamos y dejamos hacer otros 5 minutos, hasta que esté hecha por dentro.

Ponemos una cucharada de mayonesa en un trozo de film transparente, lo enrollamos como un saquito y le hacemos un agujero con la púa de un tenedor. Lo utilizamos para adornar la tortilla haciendo rayas y repetimos con la salsa tonkatsu.

Servimos espolvoreado con ao nori.


Si no tenéis salsa tonkatsu, podéis mezclar kétchup con salsa Worcestershire para un sabor parecido. ただきます.


domingo, 10 de enero de 2021

Jamaica

 

Capital: Kingston

Situada en el Caribe


La gastronomía de Jamaica tiene aires de la cocina caribeña, pero también está influenciada por las diferentes culturas que han ido pasando por la isla y que introdujeron nuevos cultivos, como española, británica, africana, china o hindú. El arroz y las verduras forman la base de la dieta, en multitud de combinaciones, siempre muy especiadas. Por su situación, el pescado y el marisco tienen una gran importancia en la dieta, a la parrilla o en forma de sopas o diferentes tipos de masas. Se consume carne de cordero, pollo, cerdo y ternera. La fruta y los postres elaborados con ella, como helados o pastelitos, son el postre habitual, aunque también se consumen bastante las gachas de avena y las masas mezcladas con leche de coco. Además de los zumos de fruta, las bebidas con ron y licor de café son muy consumidas. Jamaica huele a calaloo, a cebolla, a pimienta, a curry, a sopa de pescado, a carne a la parrilla, a coco, a acerola, a jengibre y a ron.


Cóctel de gambas

Pollo jerk, arroz con guisantes y festival








Mango caramelizado


La acerola roja es una flor nativa de Guinea, que los esclavos negros comenzaron a cultivar en América. Se utilizaba como medicina contra el escorbuto y la hipertensión, por su cantidad de vitamina C y antocianinas. Estas sustancias le dan el color rojo intenso y un sabor amargo, por lo que comenzó a endulzarse con azúcar, para que su toma fuera más agradable. En África y Oriente Medio, la infusión de acedera caliente y endulzada se llama karkadé. Mussolini promovió el abandono de té inglés a favor del "té a la italiana" que consistía en una infusión fría de acedera con azúcar y zumo de limón. En el Caribe, la bebida suele prepararse con las flores frescas, en lugar de secas y aderezarse con jengibre, clavo o pimienta. Se le llama sorrel y es típica de la navidad, pero eso no impide que se consuma todo el año para refrescarse.


Cóctel de acedera roja

Ingredientes para 2 personas:














- 1/2 taza de acedera roja o hibisco

- 3 cm de raíz de jengibre

- 6 granos de pimienta de Jamaica

- 3 cucharadas de azúcar

- 1 chorrito de zumo de limón

- Ron blanco

- Hielo


Se hierven 2 tazas de agua con la acedera, el jengibre rallado y la pimienta durante 5 minutos. Se deja reposar toda la noche.

Se cuela la infusión, apretando bien las flores, para que suelten todo el jugo. Se añade el azúcar y el zumo de limón y se mezcla bien.

Se pone hielo en un vaso, se añade ron al gusto y se completa la copa con la infusión de acedera.


Se puede suprimir el alcohol de esta receta y tomarla como refresco. Enjoy your drink!