viernes, 28 de octubre de 2011

Burundi



Capital: Bujumbura
Situado en el centro de África

La gastronomía de Burundi se basa en unos alimentos muy energéticos, como la mandioca, las batatas, el sorgo o los plátanos, con los que se hacen masas y acompañamientos para las comidas. En las zonas cercanas al río Tanganica, se consume mucho pescado, y la carne se reserva para ocasiones especiales, preparando, por ejemplo, brochetas de vísceras o guisos con salsa de cacahuete. Los postres se basan principalmente en fruta, aunque se pueden preparar galletas con distintas harinas. Además de zumos, los vinos y las cervezas son bastante consumidas, destacando las locales, de plátano y sorgo. Burundi huele a patata, a mandioca, a sorgo, a guindilla, a mostaza, a pescado asado, a cacahuete, a plátano, a maracuya, a fresa y a cerveza.

Plátano frito
Pilao
El sorgo es un cereal de origen africano, resistente al calor y la sequía, por lo que en algunas zonas forma el 70% de la alimentación. Se utiliza tanto para consumo humano, como animal, para elaborar bebidas alcohólicas y para hacer escobas. La cerveza de sorgo era la única bebida alcohólica permitida para la población negra durante el apartheid. En la actualidad se cultiva en bastantes países y, como no tiene gluten, es una alternativa cereal para celiacos.

Galletas al sorgo

Ingredientes para 4 personas:













  • 150 g de harina de sorgo
  • 150 g de harina de mandioca
  • 150 g de mantequilla
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
Mezclamos bien los dos tipos de harina y la levadura. Incorporamos el azúcar y la mantequilla y amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Dejamos reposar en un sitio fresco 3 horas.
Extendemos la masa con un rodillo hasta que alcance medio centímetro. Cortamos pequeños círculos con un molde de galletas y horneamos a 180º unos 25 minutos. 
Dejamos enfriar antes de comer.


En los postres suele mezclarse con otras harinas para obtener algo más de volumen. Bon appetit!