martes, 18 de diciembre de 2012

Corea del Norte/Corea del Sur




Capital de Corea del Norte: Pionyang
Capital de Corea del Sur: Seúl
Situadas en la costa este asiática

La gastronomía coreana tiene similitudes con la cocina china, pero también tiene un toque propio. Suelen emplearse muchos productos fermentados (verduras, marisco, soja...) y arroz y poca carne por lo que está considerada una de las dietas más saludables. Suele servirse un plato de pasta o arroz acompañado de muchos otros platos, siempre muy especiados y picantes, que varían en cantidad según el estatus de cada familia y entre los que nunca falta una sopa. Los otros platos pueden tener como ingrediente principal las verduras, que comenzaron a encurtirse como forma de conserva, la carne a la parrilla o guisada, principalmente de ternera o cerdo o el marisco. Los postres son muy dulces y especiados y suelen llevar fruta y arroz o sus derivados y las comidas pueden terminarse con un licor de patata de alta graduación llamado soju. Corea huele a col, a rábano, a cebolla, a chile, a ajo, a jengibre, a sésamo, a salsa de soja, a cacahuetes, a ternera a la parrilla, a pepino, a almejas, a caqui y a canela.


Kimchi


Ponche de jengibre









Panqueque coreano












El japchae es un plato creado por Choong Lee en el siglo XVII, que lo preparó para una gran fiesta real que dió el rey Kwanghea-Gun, de la dinastía Chosun. Al rey le gustó tanto la elaboración del plato que le promocionó a Secretario del Tesoro. El plato consistía en una mezcla de verduras, como pepinos, daikon y setas shiitake, y así se refleja en su nombre, pues jap significa mezcla y chae verduras. Los fideos de batata se añadieron en el siglo XX, cuando los cocineros combinaron la textura de los fideos celofán con la de la batata cocida.


Japchae


Ingredientes para 2 personas:












  • 50 g de fideos de batata
  • 15 g de orejitas de madera secas
  • 1 filete de ternera
  • 1/2 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • 4 hojas de bok choy
  • 2 shiitakes
  • 1 huevo
  • Sal
  • Aceite
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de sake
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de semillas de sésamo

Ponemos las orejitas de madera a remojo.
Cortamos la carne en tiras y la ponemos a macerar con la cebolleta y el ajo picados fino, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de sake, 1 cucharada de aceite de sésamo y 2 cucharadas de salsa de soja.
Cocemos los fideos en agua con sal unos 3 minutos. Los escurrimos y añadimos 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharada de aceite de sésamo, 2 cucharadas de salsa de soja y las semillas de sésamo. Mezclamos bien.
Salteamos la cebolla cortada a rodajas con un poco de sal. Añadimos el pimiento y la zanahoria cortados en juliana y seguimos sofriendo. Agregamos el bok choy cortado en cuadraditos y la carne, junto con el jugo de maceración y cuando la carne cambie de color, rectificamos la sal, añadimos los fideos y removemos bien. Por último añadimos las shiitakes en juliana y las orejitas de madera escurridas, tapamos y dejamos hacer un par de minutos más.
Batimos el huevo con un poco de sal y hacemos una tortilla. La enrollamos un poco y la rallamos.
Servimos la pasta espolvoreada por encima con la tortilla rallada.

El bok choy podemos sustituirlo por col china, o col normal y el sake por vino blanco. 잘 먹겠습니다 (jal meokkesseumnida)

martes, 13 de noviembre de 2012

Congo democrático



Capital: Kinsasa
Situado en el centro de África

La gastronomía congoleña tiene como base el pescado, el marisco y la carne. Normalmente se presentan a la parrilla, encontrando peces de agua dulce y salada y carne de vaca, oveja, cabra, cerdo o incluso erizo, mono y antílope. Algunas otras veces, estos ingredientes se preparan en forma de guisos, acompañándose de arroz, yuca, plátano o verduras. La comida se suele acompañar de fufú, una masa de harina y agua, que puede llevar tomates o pasta de cacahuetes. El postre habitual suele ser fruta, entre la que destacan el coco, la naranja, las papayas y los mangos. En general, debido a su pasado como colonia francesa, los platos son sencillos, sabrosos y menos especiados que en los paises vecinos. El consumo de café está muy extendido, y también el de su cerveza  local. Congo huele a cacahuete, a cebolla, a pimienta, a yuca frita, a guiso de bonito, a ternera a la parrilla, a plátano, a coco y a naranja.

Salsa de col y garbanzos
Galletas de coco secas












En África central se consumen las hojas de la yuca, cosa que no se hace en ningún otro sitio. En el resto del mundo de la yuca se consume exclusivamente el tubérculo. Las hojas de yuca reciben el nombre de saka-saka, mpondou y pondo y deben escogerse para comer las hojas pequeñas y nuevas, pues las grandes son más viejas y estarán duras. Con estas hojas se prepara un guiso llamado también saka-saka, añadiendo pescado y aceite de palma. Este plato no sólo se consume en el Congo, sino que países como Senegal lo reclaman como suyo, y se sabe que la tribu Fang, dispersa por toda África central, lo consume con el nombre de mandha-ha. Si no se encuentran las hojas de yuca, podemos sustituirlas por espinacas o col.


Saka-saka

Ingredientes para 2 personas:













  • 1/2 yuca
  • 150 g de espinacas
  • 1 cebolla
  • 1/2 berenjerna
  • 1 cayena
  • 250 g de bonito
  • 125 g de gambas secas
  • 4 cucharadas de aceite de palma
  • 1/2 cucharada de pasta de cacahuete
  • Aceite de girasol
  • Sal
Pelamos la yuca y la cortamos en dados pequeños. La cocemos en abundante agua durante media hora. Escurrimos y reservamos.
Picamos la cebolla y la berenjena en daditos y las ponemos a cocer cubiertas de agua con la cayena triturada unos 10 minutos. Añadimos las espinacas y, si es necesario, un poco más de agua y cocemos 10 minutos más. 
Le quitamos la piel y las espinas al pescado y lo cortamos en dados. Lo añadimos a la cazuela junto con las gambas secas.
Calentamos el aceite de palma y lo añadimos al guiso con cuidado. Removemos y dejamos cocer a fuego medio-bajo 45 minutos. 
Pasado ese tiempo, diluimos 1/2 cucharada de pasta de cacahuete en 1/4 de vaso de agua y la agregamos al  guiso. Removemos bien y dejamos hacer 10 minutos más.
Mientras freímos la yuca en abundante aceite y la escurrimos en papel de cocina.
Servimos la yuca y sobre ella el guiso caliente.


El aceite de palma, aunque cambie el sabor, puede ser sustituido por aceite de oliva o girasol. Bon appetit!

domingo, 7 de octubre de 2012

Comoras


Capital: Moroni
Situadas en el océano Índico en la costa sureste africana

La gastronomía comorense es una mezcla de las cocinas árabe, francesa, india y africana, debido a las numerosas conquistas que ha sufrido. Así, en su cocina hay multitud de ingredientes exóticos y se usan muchas especias, como el clavo, el cardamomo, el jengibre o la vainilla para elaborar los platos. En la mesa de las islas Comoras, no debe faltar nunca el arroz, normalmente especiado, ni la carne, que suele ser de pollo, cordero o cabra. Al ser 3 islas, se consume mucho pescado y marisco fresco, como el atún, el mero la langosta y el pulpo. El clima tropical produce multitud de frutas, que se toman de postre, como el coco, el mango, el lichi o la banana. La mayoría de la población profesa el islam, por lo que el alcohol está prohibido, a excepción del trembo, una destilación local de leche de coco y jugos de frutas. Comoras huele a clavo, a canela, a nuez moscada, a pollo, a leche de coco, a cebolla, a jengibre, a pulpo, a pescado guisado, a cardamomo, a lichi, a piña y a vainilla.

Pollo con leche de coco
Macedonia con vainilla











El arroz pilau proviene de la India, y hasta Alejandro Magno habla de él en los relatos de sus viajes. Se trata de un plato en el que se añaden especias al arroz y se sofríe con cebolla y ajo. Sirve de acompañamiento a platos muy sabrosos de curry, o puede usarse como plato principal si le añadimos carne, pescado, verduras o legumbres. Tiene tantas formas de prepararse como nombre a lo largo del mundo, pues aunque en el sur de África se llama pilau, en la India se conoce como pilaf, en Bosnia como pilav, en Armenia como pulav, en Rusia como plov y en persia como polow.


Arroz pilau

Ingredientes para 2 personas:













  • 160 g de arroz
  • 100 g de yuca
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cm de jengibre rallado
  • 1 tomate
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 clavo
  • 1 semilla de cardamomo
  • 1 astilla de un palo de canela
  • 2 granos de pimienta negra
Pelamos la yuca, la cortamos en trozos pequeños y la cocemos 30 minutos en agua con sal. Escurrimos y reservamos.
Hervimos 1 vaso de agua e infusionamos el comino, el calvo, el cardamomo, la canela y la pimienta durante 10 minutos.
Trituramos el ajo y el jengibre con un mortero y cortamos la cebolla en medios aros.
Salteamos la cebolla en una cazuela hasta que esté transparente. Entonces agregamos el ajo majado y salteamos 2 minutos más. Luego añadimos el arroz y lo sofreímos 1 minutos. Añadimos el tomate cortado en daditos y la yuca y revolvemos bien. Agregamos la infusión de especias y 1/2 vaso más de agua y salamos al gusto. Entonces tapamos la cazuela y, cuando hierva el agua, bajamos el fuego y lo cocemos tapado 15 minutos más. Se sirve caliente.

Si queremos utilizarlo como plato principal, basta con añadir antes de echar el arroz 100 g de ternera, cordero o pollo en trozos, calabaza en dados con pasas o un pescado blanco en trozos. ¡Msifurahie chakula chenu!

martes, 18 de septiembre de 2012

Colombia


Capital: Bogotá
Situado al noroeste de sudamérica.

La gastronomía colombiana se basa principalmente en la cocina criolla, con ingredientes humildes como la patata, de la que tienen 32 variedades, los frijoles, el maíz y el arroz. Aunque también hay zonas donde se ve la influencia de los colonizadores españoles y los esclavos africanos. Son entrantes famosos el patacón (banana frita) y las arepas (tortitas de maíz). Se consume sobre todo carne de cerdo y pollo, guisadas, adobadas o asadas, aunque también se consume bastante ternera y cuy, un pequeño roedor parecido a los conejillos de indias. En las zonas costeras encontramos bastante pescado y marisco, cocinado muchas veces con aires caribeños, utilizando coco, o en forma de guisos y cebiches. En Colombia hay una gran variedad de frutas tropicales, como el lulo, el maracuyá, la guanabana, o el banano. Aunque es conocidísimo el café colombiano, allí se consumen mucho otras bebidas como la chicha, los champús, el aguapanela o el aguardiente. Colombia huele a patata cocida, a maíz, a gusca, a cilantro, a cerdo asado, a banana frita, a arepa, a coco, a mango, a guayaba, a canela, a café y a aguardiente.

Patacón



Café llanero







Flan de piña














El ajiaco consiste en una sopa o guiso con legumbres o tubérculos y pequeños trozos de carne. El ajiaco bogotano o santafereño consiste en una sopa de pollo con 3 tipos distintos de patatas: la papa sabanera, la papa criolla y la papa pastusa, que se sirve en tazones de barro. El que lleve estas tres variedades de patata aporta cremosidad al plato, y además, la papa criolla se deshace proporcionándo al plato su característico color amarillo sangre. El sabor característico de este plato viene dado por una hierba andina llamada guasca. Opcionalmente, se puede servir acompañado de nata, aguacate y alcaparras encurtidas, o de arroz.


Ajiaco

Ingredientes para 2 personas:













  • 1 pechuga de pollo
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 lata de maíz
  • 1 cucharadita de cilantro
  • 1 cucharadita de guasca
  • 1 cucharadita de alcaparras
  • 1 aguacate
  • 4 cucharadas de nata líquida
  • Sal y pimienta
Pelamos las patatas, la cebolla y el diente de ajo y los ponemos a cocer enteros con la pechuga de pollo, cubiertos de agua y salpimentados unos 45 minutos.
Retiramos la pechuga de pollo, la cebolla y el ajo. 
Añadimos el maíz y troceamos las patatas y las dejamos a fuego lento hasta que espese la salsa. Entonces añadimos de nuevo la pechuga de pollo para calentarla.
Cuando la pechuga esté caliente la sacamos y la deshilachamos. En la cazuela añadimos el cilantro y la guasca y dejamos cocer 5 minutos más. Rectificamos la sal.
Servimos las platos con el pollo deshilachado y sobre él el guiso de patatas. Ponemos a un lado el aguacate laminado y coronamos con la nata y las alcaparras.

A diferencia de los ajiacos de otra regiones, el ajiaco bogotano no lleva ají, por lo que no es picante. ¡Buen provecho!

lunes, 23 de julio de 2012

Chipre


Capital: Nicosia
Situada en el Mediterráneo, bajo Turquía

La gastronomía chipriota tiene sus raíces en la cocina griega y la turca. La comida comienza con mezzes, un conjunto de pequeñas porciones de ensaladas, aperitivos y cremas para untar en pan de pita. Una de las variantes es queso halloumi rebozado, pues es una variedad de queso autóctona. Se consumen muchos vegetales y legumbres. El plato principal suele consistir en carne, guisada, asada o en kebaps, sobre todo de cordero, pero también de cerdo y pollo. El pescado se consume con asiduidad en las zonas de costa, pero no en el centro de la isla, debido a su elevado precio. Se toman mejillones, gambas, calamares y pescado asado con diversas salsas, sobre todo de yogurt, ajo o limón. Los postres típicos chipriotas tienen base oriental y son muy dulces, mayoritariamente hechos con miel o almendras. En Chipre se terminan las comidas con un café griego y un chupito de ouzo (licor de anis). Chipre huele a berenjenas, a naranjas, a tahina, a limón, a hojas de parra en salmuera, a vino tinto, a cebolla, a cilantro, a cordero asado, a menta, a yogurt, a miel, a anís y a café.


Mezzes variados


Triantafilo








Afelia













En la antigua Grecia, se servían loukoumades, unos buñuelos fritos con almíbar de miel, a los ganadores de los juegos olímpicos. El nombre deriva de la raíz lokma, que significa en turco bocado. Variantes de este postre se encuentran en muchas gastronomías, como la india o pakistan y en Chipre podemos encontrarlas en todas las pastelerías con el nombre de lokmades.


Lokmades

Ingredientes para 10 unidades:












  • 100 g de harina
  • 1/3 de cucharadita de sal
  • 1/3 de sobrecito de levadura
  • 1 naranja
  • 100 ml de agua tibia
  •  Aceite
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Canela
Ponemos en un bol la harina, la sal, la levadura y la ralladura de 1/3 de naranja. Añadimos poco a poco el agua y amasamos hasta que la masa deje de estar pegajosa. Tapamos el bol con un paño y dejamos reposar 2 horas.
Calentamos abundante aceite en una sartén, hacemos 10 bolitas de masa con 2 cucharas y las freímos hasta que estén doradas. Escurrimos sobre papel de cocina.
Ponemos la miel y el zumo de limón en una cazuela con 1 cucharada de agua y calentamos hasta que se mezcle bien.
Bañamos los buñuelos en este almibar de miel y servimos tibios, espolvoreados con canela.


Hay que consumirlos en el día. Si se han enfriado se pueden calentar 15 segundos al microondas. Καλή όρεξη! (Kalí óreksi!)

jueves, 19 de julio de 2012

China


Capital: Beijing 
Situado en el este asiático

China tiene una gran tradición culinaria y su cocina depende de la sociedad, la medicina y la filosofía, equilibrando sabores, colores, temperaturas y tipos de alimentos. El alimento básico chino es el arroz, aunque puede ser sustituido por pasta o panes al vapor, sería la parte fan de la comida. Estos platos se sirven al mismo tiempo que una gran cantidad de platos variados al centro, denominados tsai, para que el comensal vaya picando de los que quiera en cada momento. Se consumen verduras salteadas en los wok, de modo que queden crujientes y carnes igualmente salteadas o asadas, principalmente pato, pollo y cerdo. El pescado se consume al vapor y normalmente está muy especiado. Las sopas se sirven tras los platos principales para que siempre se termine bien saciado. Los postres son poco habituales, normalmente se consume fruta, como mango, sandía o lichis o postre suaves como gelatina de almendras. Las bebidas se sirven normalmente al final de la comida, siendo la más habitual el té. China huele a guindilla, a ajo, a pan de cebolla, a jengibre, a pato lacado, a empanadillas de cerdo al vapor, a pimientos, a zanahoria, a salsa de soja, a salsa de ostras, a lichis, a sandía, a té y a plátanos con caramelo.
Dimsum
Tofu de almendra



Chow mei especial
Zumo de lichis y sandía

Los rollitos de primavera consisten en una pasta de harina de arroz rellena de diversos ingredientes, como col, zanahoria y carne picada, aunque también pueden servirse como postre rellenos de pasta de alubias rojas. Son típicos del Año Nuevo chino, pues simbolizan el renacimiento del gusano de seda desde su capullo. No hay que confundirlos con los rollitos de huevo, en los que los ingredientes se enrollan en una pasta más fina de harina de trigo, o con los rollitos de la suerte, que se enrollan en obleas de arroz y se cuecen al vapor en vez de freírse, con lo que el interior queda a la vista.

Rollitos de primavera

Ingredientes para 2 personas:













  • 2 shiitakes deshidratadas
  • 1 hoja de col
  • ½ zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 loncha de jengibre
  • 50 g de carne picada
  • ½ cucharada de salsa de ostras
  • ½ cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de maicena
  • 2 obleas para rollitos de primavera
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1,5 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de kétchup
  • Aceite
  • Sal y pimienta

      Se hidratan las shiitakes una hora. Se espolvorea la hoja de col con sal y se deja 10 minutos.
Se pican las setas en trocitos y la hoja de col aclarada en juliana. Se pela la zanahoria y se ralla.
Machacamos el ajo el ajo y rallamos el jengibre y los salteamos en un poco de aceite. Añadimos la carne picada y hacemos hasta que cambie de color. Añadimos sal, pimienta, salsa de ostras, salsa de soja y las verduras y rehogamos 3 minutos más. Añadimos 1 cucharadita de maicena disuelta en un poco de agua y cocinamos hasta que espese.
Rellenamos dos obleas de rollitos y las doblamos dándoles forma alargada.
Calentamos una cucharadita de aceite y añadimos el azúcar, el vinagre, la salsa de soja y el kétchup. Añadimos 1 cucharadita de maicena sin dejar de remover hasta que espese. Si espesa demasiado, rebajamos con agua.
Freímos los rollitos en abundante aceite, escurrimos sobre papel absorbente  y servimos con la salsa.

Salen muy muy ricos, y ellos nos dicen que comamos despacio en vez de buen provecho. 慢慢吃(manman ji!)

martes, 26 de junio de 2012

Chile


Capital: Santiago de Chile
Situado en la costa oeste sudamericana

La gastronomía chilena es una mezcla de la cocina indígena con la cocina de los colonos españoles. Más tarde obtendría también influencias italianas y francesas. En Chile se consumen muchos guisos con muchas legumbres, choclo (una variedad de maíz) y patatas. Se consume mucha carne, de cerdo, de pollo, de pavo, en carbonadas, en empanadas, guisada o asada. Como es un país con mucha costa y además la abundancia marina esta favorecida por la corriente de Humboldt, el pescado y el marisco tienen mucha relevancia en su cocina. Así se consumen mejillones, pulpo, corvina, merluza, erizos, almejas... marinados o cocinados. Como postre se consumen muchas frutas y repostería de tipo monacal, como alfajores. Los chilenos suelen terminar la comida con una infusión de hierbas, para rebajar un menú contundente. Se toma mucho mate, té, café y chocolate, y como bebida alcohólica, el pisco. Chile huele a porotos, a choclo, a zapallo, a quinoa, a carbonada de ternera, a cilantro, a comino, a pescado marinado en lima, a almejas, a ají, a lúcuma, a chocolate, a masa de rosquillas y a café.

Ensalada chilena






Calzones rotos


Chupe de marisco


















En las fiestas navideñas se consume en Chile una bebida conocida como cola de mono. El origen de este curioso nombre tiene varias teorías, como que se lo pusieron por el dibujo del mono con una larga cola de las botellas del licor que se añadía, anís del mono. La más extendida se debe al ex-presidente Pedro Montt, apodado El Mono Montt por sus amigos. Se cuenta que al terminar una cena en casa de Filomena Cortés, Montt pidió su pistola colt para retirarse. Los asistentes le convencieron de no irse aún y de continuar la fiesta. Cuando el vino se acabó, mezclaron aguardiente y azúcar con una taza de café con leche, bebida que más tarde se conocería como "colt de Montt" y acabaría degenerando en "cola de mono".


Cola de mono

Ingredientes para 2 personas:















  • 2 vasos de leche
  • 1/2 vaso de azúcar
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 1 palito de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 2 cucharadas de pisco o aguardiente
Ponemos en una cazuela a fuego medio-bajo la leche, el azúcar, el café y la canela. Cuando hierva lo dejamos 1 minuto más y dejamos enfriar.
Añadimos la nuez moscada y el pisco y removemos bien. Colamos y guardamos en la nevera.
Se sirve bien frío.

Es una bebida muy dulce, que recuerda al baileys. ¡Buen provecho!

miércoles, 30 de mayo de 2012

Chad



Capital: Yamena
Situado en África central.

La cocina de Chad es una mezcla de cocina árabe y francesa, puesto que estuvo invadido por ellos. Se consume mucho pescado de río, como la carpa o la perca, sobre todo secado al sol y ahumado. En el sur se cocina más con arroz, tubérculos, como la patata o la yuca y verduras como la okra, todo muy especiado. Se consumen frutas típicas de países cálidos, como el mango, bien enteras o en batidos y también se consume mucho carcadé. Cuentan con cervezas de mijo autóctonas. Chad huele maíz, a salazón de pescado, a  guindilla, a cebolla, a mantequilla de cacahuete, a mango, a cardamomo y a hibisco.

Judías verdes con pescado ahumado
Jus de mango















La gastronomía de Chad se basa principalmente en el mijo. Con él se preparan platos con consistencia pastosa o gachas. Uno de los platos más típicos es un plato que consiste en unas bolas de masa de mijo. Estas se sirven sumergidas en diversas salsas. En la zona norte de país, este plato se llama alysh, y en la zona sur biya. Si este plato se sirve como desayuno se denomina fangasu.


Tortitas de mijo con salsa de pollo

Ingredientes para 2 personas:



















  • 100 g de harina de mijo
  • 100 ml de agua
  • Sal
  • Aceite de girasol
  • Aceite de sésamo
  • 1 muslo de pollo
  • 1 cucharada de concentrado de carne
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cucharadita de chile en polvo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo 
  • 1 chorro de tomate frito
  • 1,5 vasos de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete

Mezclamos la harina de mijo, el agua y la sal hasta obtener una masa compacta. Dejamos reposar 2 horas.
Cocemos el muslo de pollo y lo desmigamos.
Calentamos los aceites en una cazuela y echamos el pollo a freír. Cuando esté dorado añadimos la nuez moscada y el chile y dejamos unos minutos más. Añadimos la cebolla y el ajo picados, el concentrado de carne y el tomate frito. Añadimos el agua y dejamos cocer a fuego lento unos 15 minutos. Añadimos una cucharada de aceite y la mantequilla de cacahuete y cocemos 5 minutos más. Rectificamos la sal.
Hacemos tortitas con la masa y las freímos hasta que se doren por ambos lados. 
Servimos las tortitas con la salsa.

Podeís probar las tortitas con multitud de salsas diferentes. Bil-hanā’ wa ash-shifā’.

miércoles, 25 de abril de 2012

Canadá



Capital: Ottawa
Situado al norte de norteamérica.

Canadá tiene una gastronomía que es una mezcla de la de sus colonizadores, Inglaterra y Francia, con la cocina aborigen que existía. Los principales platos del país se elaboran con carne, entre la que nos podemos encontrar el alce o el búfalo. Con ellos se popularizaron las salazones y los ahumados, así como el secado de frutas. Las bayas suelen utilizarse para acompañar platos de caza. En las regiones costeras se consume más pescado, como el salmón o la trucha ártica, y gran variedad de mariscos y es que hay que tener en cuenta que Canadá es un país muy extenso, y por tanto tiene distintos platos según las zonas. Como es una región fría, se elaboran muchas sopas. Los postres típicos se elaboran con sirope de arce, un producto autóctono o con frutas cocinadas. Canadá huele a ciervo, a venado, a arándanos, a mostaza, a salmón ahumado, a patatas fritas, a mantequilla, a limón, a clavo, a comino, a manzana y a sirope de arce.

Sopa de pollo


Canadá dream








Salmón a la mantequilla de limón













El sirope de arce es un producto típico canadiense fabricado con savia de arce, sobre todo del arce negro y del arce de azúcar. Este árbol tiene tanta importancia en Canadá que su hoja aparece en la bandera. En primavera, los canadienses suelen ir a visitar las cabañas de azúcar (donde se produce el sirope de arce) para degustar diversos platos que contienen esta sustancia, como tire sur la neige, donde tiran sirope caliente sobre nieve y lo beben rápidamente con una pajita. La leyenda cuenta que Nokomis, la madre tierra, encontró el sirope manando de un arce, pero su nieto Mänäbush vertió agua en el interior del árbol para diluirlo, y que el hombre tuviera que trabajar toda la nocha para preparar sirope y no se volviera perezoso. En la actualidad se consume sobre pancakes, fruta, en postres, o cocinado en sopas, ensaladas o aderezos de carne.


Tartaletas de sirope de arce

Ingredientes para 10 tartaletas:



















Para la masa quebrada:

  • 163 g de harina
  • 112 g de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
Para el relleno:
  • 1 cucharada de maicena
  • 80 ml de agua
  • 50 g de mantequilla
  • 80 ml de sirope de arce
  • 50 g de nueces picadas
Para hacer la masa quebrada mezclamos bien la harina, la mantequilla y la sal. Añadimos el huevo y amasamos bien. Cubrimos la masa con papel transparente y la dejamos reposar en la nevera 2 horas.
Estiramos la masa y forramos con ella moldes de tartaletas. Pinchamos el fondo y los metemos a 180º unos 25 minutos, hasta que estén dorados.
Mezclamos la maicena con el agua y lo echamos en una cazuela. Cuando haya espesado añadimos la mantequilla y mezclamos bien. Por último añadimos el sirope y las nueces y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos cocer 5 minutos. Retiramos del fuego y dejamos reposar 15 minutos.
Pasado ese tiempo rellenamos las tartaletas con el relleno.

Un postre calórico para combatir el frío. Bon appetit!

miércoles, 4 de abril de 2012

Camerún



Capital: Yaundé
Situado en la costa oeste africana.

La gastronomía
camerunense es una de las más variadas de África, ya que es un cruce de caminos de todos los puntos del continente. Además está influenciada por la cocina francesa, debido a la época colonial. Camerún tiene un buen clima para el cultivo de frutas y verduras, que son muy consumidas, como las berenjenas o el tomate. Consumen mucho pescado y la carne se reserva para las ocasiones especiales, cuando se come en forma de pinchos o estofados. Sobre todo se consume pollo y ternera y a veces carnes exóticas como erizo, rata gigante o cocodrilo. También se utilizan mucho las patatas, ñame, mijo, yuca y arroz. Los postres se componen generalmente de fruta fresca. Camerún huele a maíz, a yuca, a veronia, a guindilla, a gambas secas, a pollo, a cacahuete, naranja, a piña y a plátano.

Farofa
Plátanos con zumo de naranja













El n'dole es el plato típico por excelencia de Camerún. Se prepara en celebraciones como bautizos o bodas y su ingrediente principal es la veronia, una verdura autóctona. La veronia es una planta de hoja verde y sabor amargo que deben ser hervidas con bicarbonato y después lavadas varias veces con agua fría para reducir su amargor. Si no las encontramos se pueden sustituir por espinacas.


N'dolé

Ingredientes para 2 personas:











  • 150 g de espinacas
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 200 g de carne de ternera para guisar
  • 1 cebolla
  • 1 loncha de salmón ahumado
  • 75 g de gambas secas
  • 1 guindilla
  • 3 cucharadas de mantequilla de cacahuete
  • 1/2 pastilla de concentrado de carne
  • Sal

Hervimos las espinacas en agua con bicarbonato unos 2 minutos. Escurrimos.
Remojamos las gambas.
Calentamos un poco de aceite en una cazuela y freímos la carne. Reservamos.
En la misma cazuela salteamos la cebolla picada en juliana y sacamos y reservamos una poca. Al resto le añadimos el salmón, las gambas y las guindillas picadas. Disolvemos la mantequilla de cacahuete en agua con un poco de sal y la añadimos también. Después de 5 minutos añadimos las espinacas y la carne y cubrimos con agua. Deshacemos la pastilla de concentrado de carne en la cazuela y dejamos cocer a fuego lento 1 hora y media, removiendo de vez en cuando, para que no se pegue. Rectificamos la sal.
Servimos caliente con la cebolla que habíamos reservado.

Este plato se puede acompañar de plátano o yuca fritos o de farofa. Bon appetit!

martes, 7 de febrero de 2012

Camboya



Capital: Phnom Penh
Situado en el sudeste asiático.

Camboya posee una gastronomía muy influenciada por la china y la india. El arroz es uno de los principales ingredientes, como en cualquier país asiático y su cocina se caracteriza por ser my especiada y picante. Aunque los monjes budistas son vegetarianos, la mayoría de la población no lo es. Se consume carne, principalmente de ternera o cerdo, aunque también se come mono, pollo, cocodrilo... Los pescados suelen guisarse con leche de coco o envueltos con hojas de plátano. Los postres no se toman al final de las comidas, sino entre horas, y suelen estar hechos de frutas y arroz glutinoso. Camboya huele a jengibre, a calabaza, a pepino, a gambas, a pescado guisado, a ternera marinada, a menta, a cilantro, a hierba limón, a leche de coco, a plátano y a piña.


Ensalada de ternera marinada
Pastelitos de arroz y plátano












Desde primera hora de la mañana, los camboyanos toman sopas que varían según si se consumen en el desayuno o por la mañana, o si sirven de entrante a otras comidas, en cuyo caso llevan ingredientes distintos, como cerdo o calamares, más contundentes. Una de las sopas más conocidas es la somiah machou o sopa de marisco agridulce, curiosa por ser una sopa con gambas, pescado, tomate y piña.

Somlah Machou

Ingredientes para 2 personas:










  • 2 cm de jengibre
  • 1 cucharada de hierba limón
  • 2 cayenas
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 1 hoja de lima kaffir
  • 3 rodajas de piña fresca
  • 1 cucharadita de tamarindo
  • 1 cucharadita de azúcar moreno
  • 1 cucharada de zumo de lima
  • 1 cucharadita de salsa de pescado
  • 200 g de bacalao
  • 200 g de gambas grandes
  • 1 cucharada de cilantro
  • Aceite
Calentamos aceite en una cazuela y salteamos 5 minutos el jengibre rallado, la cebolla picada, las cayenas y la hierba limón. Añadimos el tomate pelado y picado y dejamos 3 minutos más. Agregamos el caldo de pescado y 250 ml de agua, la piña troceada, la hoja de lima kaffir, el tamarindo, el azúcar, el zumo de lima y la salsa de pescado y lo llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y dejamos cocer tapado 15 minutos.
Añadimos el bacalao troceado, las gambas y el cilantro y lo dejamos cocer 10 minutos más.

Podemos utilizar cualquier pescado blanco que nos guste para hacer este plato. ឣញ្ចីញពិសាឨ្យបានឆ្ងាញ់ (anjoe-in pisaa ao-y baan ch'ngain)