miércoles, 6 de septiembre de 2017

Estonia


Resultado de imagen de estonia tallin

Capital: Tallin
Situada en el norte de Europa

La gastronomía estonia recoge características de la de los pueblos que habitaron en ella, como el alemán, el ruso y el escandinavo. Se trata de una cocina simple, que utiliza alimentos de la agricultura local para ser elaborada, como la patata, o la col, que se suele consumir fermentada. La carne de cerdo y la morcilla fabricada con su sangre son muy apreciadas en este país, aunque debido a la proximidad del mar Báltico, y a sus lagos y ríos, el pescado es ampliamente consumido en Estonia. Los pescados ahumados o marinados, servidos sobre pan de centeno o patatas con salsas de nata agria y unas láminas de cebolla constituyen uno de los platos típicos del país. Los postres se suelen realizar con harina de kama, una mezcla de cebada, centeno, avena y guisantes, que les aporta un sabor particular, y suelen contener frutas, en especial rojas o del bosque. La cerveza, el vodka y el licor vana tallinn de fabricación propia, son algunas de las bebidas alcohólicas que podemos encontrar allí. Estonia huele a col fermentada, a cebolla, a patata cocida, a setas, a cerdo guisado, a arenque, a nata agria, a enebro, a ciruelas, a frutos rojos y a canela.

Sopa de cebada

Salmón curado y requesón con huevo























El kringel es un postre típico de las fiestas navideñas estonas, aunque también se regala en bautizos, cumpleaños...  Se trata de una masa de brioche rellena de canela, a la que podemos añadirle frutos secos, pasas, mermelada... Dicen que los monjes cristianos que llegaron evangelizando hasta escandinavia introdujeron los pretzels allí. Pretzel implica un tipo de masa anudada, que es tan famosa en esta parte del mundo que las panaderías los muestran colgados como señal identificativa. Esas masas evolucionaron hasta la forma circular similar a la de los roscones de reyes, adquiriendo su nombre de la palabra kringla, que significa anillo o círculo.


Kringel

Para 8-10 personas:













  • 120 ml de leche
  • 1 sobre de levadura
  • 300 g de harina
  • 80 g de mantequilla
  • 30 g de miel
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 60 g de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de canela
  • 2-3 nueces
  • 50 g de azúcar glass
Templamos la leche y la retiramos del fuego. Añadimos la levadura, removemos y dejamos reposar 3 minutos.
Derretimos 30 g de mantequilla y la mezclamos con la harina, la miel, la yema del huevo, la sal y la leche con levadura. Mezclamos bien y amasamos durante 10 minutos. Luego cubrimos la masa con un paño y la dejamos reposar 1 hora a temperatura ambiente.
Tras ese tiempo, colocamos la masa entre 2 hojas de papel de horno y la extendemos en forma de rectángulo. Retiramos el papel superior.
Mezclamos 50 g de mantequilla con el azúcar moreno y la canela y lo extendemos sobre toda la superficie de la masa. Luego picamos las nueces repartiéndolas por encima.
Enrollamos la masa a lo largo, ayudándonos del papel de horno. Una vez que lo hemos hecho, podemos estirar un poco más el rollo hacia los lados, para hacerlo más largo, pero con cuidado de no romperlo.
Cuando tenga el largo deseado lo cortamos en dos a lo largo. Trenzamos las dos partes dejando las estrías hacia fuera y después unimos los extremos haciendo una rosca.
Horneamos 25 minutos a 180ºC.
Mezclamos la clara de huevo con el azúcar glass y pintamos con ello la rosca en cuanto salga del horno.

Esta rosca puede rellenarse de otras cosas, tanto dulces como salados, la imaginación es el límite. Head isu!

domingo, 6 de agosto de 2017

Estados Unidos


Resultado de imagen de estados unidos


Capital: Washington
Situada en la parte media de Norteamérica

La gastronomía estadounidense tiene su origen en la autóctona de los indígenas nativos americanos y su fusión con la de todas las culturas provenientes de Europa, África y Asia, que emigraron y fueron poblando esa nación. Tanta es la mezcla, que no se sabe muy bien cuál es la comida típica, pues muchos de los platos que se consideran como tales son, en realidad, típicos de otras partes del mundo. Fuera de sus fronteras se les conoce por el fast-food, comida que se prepara rápidamente, se consume en poco tiempo y no es muy saludable, como las hamburguesas o los perritos calientes. En la realidad este territorio es tan amplio que su dieta varía mucho según la zona, aunque hay un claro predominio de la carne y las hortalizas sobre el pescado y las legumbres. Las ensaladas o las sopas son un entrante normal en algunos estados, así como los acompañamientos de pan de maíz o patata.Los postres suelen ser dulces y contundentes, en forma de bizcochos, muffins, tartas, brownies... Estados unidos huele a maíz, a cebolla, a bacon, a carne a la parrilla, a salsa barbacoa, a langosta, a coca-cola, a chocolate caliente, a calabaza, a vainilla y a tarta de manzana.

Costillas al horno

Coca-cola con helado de vainilla










American Pie













Chowder es una sopa de pescado o marisco hecho con leche, tomate, manteca o vegetales. Sobre el año 1700, pescadores franceses que faenaban cerca de las costas de Providence comenzaron a introducir sopas de pescado calientes, parecidas a la bullabesa, en el nuevo mundo. Hay referencias a que en 1836 se servía este tipo de estofado de almejas en el Ye Olde Union Oyster House de Boston. En la actualidad hay dos tipos de clam chowder, el blanco, hecho con leche, que se sirve en Nueva Inglaterra y el rojo, hecho con tomate, más típico de Manhattan. Según parece, el tomate fue un ingrediente añadido por inmigrantes italianos, que era considerado un sacrilegio hacia la receta original hasta tal punto que se llegó a promulgar una ley en 1939 que prohibía servir sopa de almejas con tomate en Maine.


Clam chowder

Ingredientes para 2 personas:













  • 100 g de almejas
  • 1/4 de cebolla
  • 25 g de bacon
  • 1 cucharada de harina
  • 125 ml de leche
  • 50 ml de nata
  • 1 patata mediana
  • 30 g de maíz
  • Aceite
  • Sal
  • Tomillo


Se abren las almejas en una cazuela tapada con un poco de agua y sal. Se retiran de las cáscaras y se reservan, al igual que el agua de cocción colada.
Se pica la cebolla y se saltea unos minutos. Se añade el bacon picado y se saltea hasta que esté crujiente. 
Entonces se añade la harina y se remueve bien. A continuación se añaden la leche, la nata y el agua de cocción.
Se pica la patata en dados y se añade, junto con el maíz y una pizca de tomillo y se deja cocer 30 minutos a fuego lento, añadiendo un poco más de agua si fuera necesario.
5 minutos antes de acabar se añaden las almejas y se salpimenta al gusto. Se sirve caliente.

En algunos lugares sirven esta sopa dentro de hogazas de pan que se van mojando con el contenido. Enjoy your meal!


jueves, 13 de julio de 2017

España


Resultado de imagen de españa

Capital: Madrid
Situada en el extremo occidental de Europa

La cocina española es un tipo de cocina mediterránea que data de la época romana y que fue enriqueciéndose con ingredientes de la cocina andalusí y los que llegaban de América. Aunque los platos dependen de si la zona es costera o de interior, en general hay un predominio de los platos de legumbres con embutido, que aportaban mucha energía a los trabajadores del campo, así como guisos y fritos. La patata es una de las bases de la alimentación española que, debido al clima, cuenta con variedad de verduras, como lechugas, puerros, cebolletas, berenjenas...  Se consumen carnes y pescados muy variados, y en cualquier tipo de preparación. El pan, el queso y los embutidos no faltan en ninguna casa. Los postres, además de fruta, cuentan con magdalenas, sobaos, natillas, arroz con leche y otros dulces a base de cereal. El vino, el aguardiente y la cerveza son bebidas típicas y el café suele utilizarse para finalizar las comidas. España huele a aceite de oliva, a vino tinto, a pimentón, a cebolla, a ajo, a tomate, a comino, a queso curado, a carne a la brasa, a pescaíto frito, a naranja, a canela y a membrillo.


Boquerones en vinagre
Sangría

Arroz con leche














Cuenta la leyenda que, en 1798, Joseph Tena de Godoy y el Marqués de Robledo trataban de encontrar algo con lo que paliar las hambrunas que sufrían en el pueblo, Villanueva de la Serena. Tenían claro que el ingrediente principal sería la patata, y trataron de hacer pan con ella. La harina de patata al horno daba un alimento seco y sin gusto, así que lo intentaron en una sartén, con aceite de los olivares de la zona, pero tampoco daban con el plato. Poco a poco las mujeres de la zona, con la sabiduría que da la experiencia, les instaron a probar con las patatas troceadas, en vez de hechas harina y, más tarde, a añadir huevos. Y así surgió esté plato, que sería el alimento de las tropas durante las guerras carlistas y una de las bases gastronómicas del país.


Tortilla de patatas

Ingredientes para 2 personas:














  • 2 patatas medianas
  • 4 huevos
  • Aceite
  • Sal
Pelamos, lavamos las patatas y las secamos. Las picamos en lonchas algo finas y pequeñas y añadimos un poco de sal.
Calentamos bastante aceite en una sartén a fuego medio y añadimos las patatas. Las dejamos hacer dando vueltas y chafándolas un poco sin que se doren.
Batimos los huevos y les añadimos un poco de sal, un chorrito de agua y las patatas escurridas. Mezclamos bien.
Retiramos el aceite de la sartén, dejando solo un poco y calentándolo a fuego medio. Añadimos los huevos y dejamos que se cuaje. En cuanto se haga le damos la vuelta con una tapadera para que se haga por el otro lado. Pinchamos con un tenedor para comprobar la textura y damos un par de vueltas más si es necesario, pensando que si la dejamos demasiado tiempo quedará seca.

Hay a quien le gusta añadir cebolla pochada al mismo tiempo que las patatas. ¡Qué aproveche!