viernes, 19 de octubre de 2018

Gambia


Imagen relacionada



Capital: Banjul
Situado en la costa occidental de África

La gastronomía de Gambia es similar a la senegalesa, con una menor influencia que esta de las cocinas árabe y europea. La base de las comidas es el arroz, que se utiliza como plato principal, como acompañamiento e incluso para preparar algunas salsas. También se consumen couscous, yuca y mijo. El pescado, tanto fresco como seco, es el gran protagonista de multitud de guisos, sopas y platos, debido a su ubicación costera, pero también se utiliza carne de pollo, ternera o cordero. Las verduras suelen utilizarse para realizar los guisos o salsas de acompañamiento. Los postres habituales son frutas o sémola mezclada con sus zumos, entre los que cabe destacar el sumo de baobab. Poseen una cerveza nacional, aunque el alcohol no está muy extendido debido a su amplia población musulmana. Gambia huele a aceite de palma, a guiso de pescado, a tomate, a cebolla, a espinaca, a guindilla, a limón, a mantequilla de cacahuete, a mango, a piña y a zumo de baobab

Pla sas
Lakh












El domoda es un típico plato mandinga. "Domo" significa comer y "da" olla. La palabra entera hace referencia a un plato en el que todos sus ingredientes se cocinan en la misma olla. Se puede preparar tanto con carne como con pescado, y acompañarse de arroz, couscous o fideos. El ingrediente que no puede faltar es la crema de cacahuete, un producto de producción nacional, y un poco de picante africano.


Domoda

Ingredientes para 2 personas:













  • 200 g de carne de ternera
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 tomate pequeño
  • 1 trocito de chile
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de crema de cacahuete
  • 1/2 pastilla de concentrado de pollo
  • 100 g de calabaza
  • 150 g de fideos cabellín
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta negra
Machacamos el diente de ajo con sal y pimienta y maceramos la carne en esta mezcla durante 10 minutos.
Calentamos aceite en una olla y sofreímos la carne hasta que haya cambiado de color. Añadimos la cebolla picada en tiras y salteamos hasta que cambie de color. Añadimos el tomate picado y dejamos hacer unos minutos más. Agregamos el chile picado, la salsa de tomate y la crema de cacahuete y removemos bien. Cubrimos el guiso con agua y echamos el concentrado de pollo y lo dejamos cocer a fuego bajo.
Cuando hayan pasado 10 minutos, añadimos la calabaza cortada en dados.
Colocamos los fideos en una cuscusera y los mojamos con un poco de aceite, impregnándolos bien. Los ponemos a cocer tapados sobre el guiso.
Transcurridos 10 minutos, quitamos los fideos y vertemos 3/4 de un vaso de agua por encima. Volvemos a colocar sobre la olla y repetimos el proceso 2 veces más. Después de la tercera no volvemos a colocarlos sobre la olla.
Cocemos el guiso durante 10 minutos más y lo regamos con un chorrito de zumo de limón.
Servimos los fideos con el guiso.

Una variante de este plato es el domoda bissap, al que se le añaden flores de hibisco, consiguiendo un sabor amargo. Enjoy your meal!




miércoles, 27 de junio de 2018

Gabón


Imagen relacionada


Capital: Libreville
Situada en en centro de la costa oeste africana

La cocina de Gabón está influenciada por la gastronomía francesa, por lo que sus platos son algo más elaborados que los de otros países de la zona. La alimentación se basa principalmente en pescado y marisco, guisados o a la brasa, acompañados de verduras como la okra o las hojas de mandioca. En casi todas las comidas se sirve arroz o mandioca para completar el menú, que se termina con fruta como postre habitual. La carne es menos consumida, pero podemos encontrar pollo, cerdo, antílope o mono. Como bebidas cabe destacar el té y un vino fabricado con caña de azúcar. Gabón huele a hojas de mandioca, a berenjena, a aceite de palma, a pollo a la brasa, a pescado asado, a cacahuetes, a guindilla, a plátano, a mango y a piña.



Pollo al estilo de Gabón
Postre de aguacate











La mandioca es la base de la cocina subsahariana. De ella se utiliza la raíz, sobre todo en forma de tapioca para guisarla o de harina para preparar fufu, y las hojas como verdura. Las hojas de mandioca se consumen en casi toda África formando una pasta verde que se consume con cebolla, ajo y guindilla, a la que pueden añadirse pescado ahumado, gambas, pollo, tomate, berenjenas, arroz... Pero siempre se preparan con aceite de palma, que es lo que consigue el sabor típico de este continente.


Yembue
Ingredientes para 2 personas:













  • 80 g de arroz
  • 200 g de espinacas
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Guindilla
  • Mantequilla
  • Aceite de palma
Cocemos el arroz.
En una cazuela aparte cocemos las espinacas y reservamos.
Picamos la cebolla y la salteamos en un poco de mantequilla. Cuando esté dorada añadimos el ajo machacado y la guindilla. Dejamos un par de minutos y añadimos el aceite de palma y las espinacas. Dejamos hacer unos minutos más y añadimos la sal y el arroz. Mezclamos bien y servimos caliente.

En la receta original se sustituyen las espinacas por hojas de mandioca. Bon appetit!


viernes, 23 de marzo de 2018

Francia


Resultado de imagen de paris


Capital: París
Situada al oeste de Europa

La gastronomía francesa está considerada una de las mejores del mundo. Desde los siglos XVII y XVIII grandes cocineros de la corte realizan preparaciones complicadas y platos contundentes y visualmente espectaculares. La mantequilla es una de las grandes protagonistas, utilizada para preparaciones dulces y saladas. Las verduras, sobre todo las de invierno, forman sopas, cremas o acompañan a pescado o carne en guisos muy elaborados. Los pescados y las carnes rojas se acompañan de salsas más o menos ligeras, según la ocasión, que se esconden con hojaldre o se mojan con pan de baguette. Destacan todos los platos a base de pato: magret, foie, paté, confit... El queso cierra habitualmente las comidas francesas, aunque no podemos olvidarnos de postres muy elaborados, como los souffles, los chantillis o los flambeados. Como bebida nacional, el vino o el champagne. Francia huele a cebolla, a perifollo, a patata, a mantequilla, a guiso de buey, a vino tinto, a merengue, y a manzanas.

Sopa de cebolla

Café a la parisien











Buey a la bourguignon


















Se cuenta que estando el rey Eduardo VII, príncipe de Gales, comiendo en Montecarlo con unos amigos, pidió crepe de postre. El maitre tropezó en la cocina con una botella de licor de mandarina y la derramó sobre ellos, que se prendieron fuego. Cuando el chef los probó le gustaron tanto que se los llevó al rey y le dijo que los llamaría crepe Princesse, en su honor. El príncipe pidió que le cambiaran el nombre a Suzette, la hija de uno de sus acompañantes, y así quedaron nombrados.


Crepe Suzette

Ingredientes para 6 personas:













  • 80 g de azúcar
  • 6 naranjas
  • 100 g de harina
  • Sal
  • 2 huevos
  • 150 g de mantequilla
  • 275 ml de leche
  • 1 chorro de Grand marnier
Mezclamos con los dedos 30 g de azúcar con la ralladura de 1 naranja. Añadimos la harina y una pizca de sal y mezclamos bien. Agregamos los huevos y mezclamos de nuevo.
Derretimos 50 g de mantequilla y la añadimos a la preparación anterior, mezclando bien. Por último incorporamos la leche y la integramos bien con el resto de ingredientes.
Untamos una sartén con mantequilla y añadimos un poco de la masa, lo justo para cubrir el fondo. Dejamos hacer por los dos lados y reservamos.
Derretimos 100 g de mantequilla y, cuando empiece a espumar, añadimos 50 g de azúcar y dejamos que se tueste ligeramente. Añadimos a la sartén la ralladura de 1 naranja y el zumo de 4 de ellas. Dejamos reducir durante 2 minutos y vamos bañando las crepes una a una por ambos lados en la salsa. Después las apartamos y las doblamos dos veces a la mitad. Añadimos a la sartén el zumo de las otras 2 naranjas y un chorro de Grand marnier e introducimos de nuevo los crepes doblados. Flambeamos el licor con cuidado y servimos inmediatamente.

Si se quiere, pueden sustituirse las naranjas por mandarinas. ¡Bon apetit!




lunes, 8 de enero de 2018

Finlandia


Resultado de imagen de helsinki


Capital: Helsinki
Situado en el noereste de Europa

La gastronomía del país debe sus características al clima. El frío extremo en algunos meses del año hacía complicado el cultivo de verdura y fruta, por lo que la cocina se basó en los tubérculos, pan de centeno y fermentados lácteos, acompañados de conservas de carne o pescado. Las especias también escaseaban, así que, en general, se trata de una cocina simple y poco condimentada. Por su geografía, el pescado ha sido un alimento importante dentro de la cocina finesa, y se consume hervido, frito, ahumado, secado, en salazón, en vinagre... El pollo, la ternera, el cerdo y el reno son las carnes más utilizadas en este país, muchas veces en forma de salchichas. Los postres suelen utilizar bayas, que se consumen frescas los meses de verano y secas o en mermelada el resto del año. Las bayas también se utilizan en la elaboración de licores y vinos, incluso para aromatizar el glog, vino caliente y especiado que ayuda a soportar el clima. Finlandia huele a patata hervida, a sopa de pescado, a arenque en conserva, a salmón ahumado, a eneldo, a moras, a arándanos, a frambuesas y a canela.

Sopa de pescado
Galletas de espinacas


Joulu significa navidad en finés. Joulutorttu son unas pastas o galletas cuyo nombre significa tarta de navidad, y también pueden llamarse tähtitorttu, tartas de estrella, pues es la forma que tienen, de estrella o molinillo de viento. En Finlandia pueden encontrarse todo el año, y son tan famosas que hasta existe una banda autóctona, los Eläkeläiset, que le pusieron joulutorttu a uno de sus discos. ¡Hasta los elfos las cocinan!


Joulutorttu

Ingredientes para 10 unidades:













  • 100 g de harina
  • 100 g de mantequilla
  • 100 d de ricota
  • Mermelada
  • Azúcar glass
Se mezclan bien la harina y la mantequilla. Se añade el ricota y se amasa hasta que se integre bien. Se forma una bola y se deja reposar tapada en la nevera media hora.
Se estira la masa sobre una superficie enharinada y se corta en cuadrados. Sobre cada cuadrado se pone un poco de mermelada. Se hacen cortes en las diagonales de la pasta, se humedecen las esquinas y se llevan al centro formando un molinillo.
Se hornea a 200ºC durante 15 minutos y se espolvorea con azúcar glass.

La receta tradicional lleva mermelada de ciruela, pero se puede rellenar con cualquier mermelada que os guste. Hyvää ruokahalua!


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Filipinas


Resultado de imagen de manila


Capital: Manila
Situado en el océano Pacífico, bajo Taiwan

La gastronomía de Filipinas se parece a la del sudeste asiático, aunque también presenta influencias de la cocina española, debido a los exploradores que llegaron allí en el siglo XVI. El arroz y los fideos, a vapor o fritos, son la base de todas las comidas filipinas, y se mezclan con salsas o caldos de otros platos que lo acompañan. Verduras, hortalizas y frutas sirven de sofritos y acompañamientos, normalmente guisados con leche de coco o salsa de tamarindo. Al ser una isla, el pescado y el marisco son abundantes, pero no por ello faltan platos con carne de pollo, ternera y cerdo. La carne adobada con vinagre, ajo y especias y los embutidos, son algunas de las herencias españolas que se mantienen hoy en día. El Filipinas gustan los postres dulces, llenos de fruta, leche, tapioca, helado de taro... Filipinas huele a ajo, a vinagre, a berenjena, a chile, a cerdo adobado, a guiso de cangrejo, a piña, a leche de coco y a taro. 

Pancit bihon
Palitaw













Los rollitos de primavera son unos rollos de masa frita que envuelven a verduras y eran consumidos tradicionalmente en la primavera en toda China. Los inmigrantes chinos llevaron la receta con ellos a muchos otros países. En Filipinas, los rollitos pasaron a llamarse lumpia y pueden servirse frescos o fritos, normalmente como aperitivo o merienda. Son tan populares que hay puestos por toda Filipinas e Indonesia en los días de celebración, y pueden encontrarse incluso por casi todo Estados Unidos y Países Bajos.


Lumpia

Ingredientes para 2 personas:



















  • 1/4 de cebolla
  • 1/2 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de carne picada de ternera y cerdo
  • langostinos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
  • tortitas de arroz
  • Salsa de chile dulce
Picamos fino la cebolla, la zanahoria y el diente de ajo y los sofreímos en un poco de aceite. Añadimos la carne picada, sal y pimienta al gusto y dejamos que se haga bien.
Pelamos los langostinos dejándoles la cola. Ponemos en remojo las tortitas de arroz.
Extendemos una en una superficie lisa ponemos encima una cucharadita de carne y encima un langostino. Lo enrollamos como si fuera un rollito de primavera, dejando la cola del langostino fuera.
Se fríen los rollitos en abundante aceite.
Se sirven con salsa de chile dulce.


Si envolvemos el relleno de carne con una hoja de lechuga y después con la pasta sin freír, tendremos lumpias frescas, que suelen acompañarse de caldo para mojar. Magandang kita!

domingo, 5 de noviembre de 2017

Fiji


Resultado de imagen de fiji suva



Capital: Suva
Isla situada en el Pacífico, al oeste de Australia

La gastronomía de Fiji es parecida a la de otras islas del Pacífico, que siguen las costumbres nativas de cocinar productos de la tierra sobre troncos de bambú colocados sobre brasas. Debido al turismo, en la actualidad la comida se parece bastante a la del sudeste asiático, sobre todo a la china y a la india. Se utilizan en la cocina muchos tubérculos autóctonos, como la yuca o el taro, así como hojas verdes. El pescado y el marisco son parte de casi todas las comidas, guisados con coco y hierba limón o a la parrilla. Se consume carne de pollo, de ternera, de murciélago... y la carne de cerdo se reserva para ocasiones especiales, preparada en guisos que se cocinan con piedras calientes bajo la tierra durante dos días. En los postres se toman frutas tropicales o sus zumos y pasteles de yuca cocinados al vapor. Existe una bebida típica que se fabrica con la raíz de una planta llamada kava, que tiene el mismo nombre. Fiji huele a cebolla, a taro, a yuca, a pescado a la parrilla, a leche de coco, a guiso de cerdo, a cardamomo, a guayaba y a caramelo.

Alitas de pollo barbacoa
Vakalolo












Fiji tiene una versión riquísima de ceviche, un plato llamado kokoda. Originalmente se marinaba caballa con zumo de lima, cebolla, chile y agua de mar. No fue hasta 1930 cuando un cocinero de Suva añadió la leche de coco a la receta, convirtiendo este plato en algo típico de la gastronomía del Pacífico. Desde entonces los cocineros han ido quitando y añadiendo ingredientes a su gusto para ofrecer tantas versiones como nombres tiene el plato. Si en Fiji se llama kokoda, en Samoa se conoce como oka, en las islas Cook como ika, en Tonga como otaika y en Tahití se le llama poisson cru.


Kokoda

Ingredientes para 2 personas:













  • 1 lenguado grande en filetes
  • 1 lima
  • Soda
  • 1/2 cebolleta con el tallo
  • 1/2 tomate
  • 60 g de leche de coco
  • 1 aguacate
  • Chile
  • Sal
Cortamos el pescado en cuadraditos pequeños. Exprimimos encima una lima y lo cubrimos con soda. Dejamos marinar 15 minutos.
Picamos fino la cebolleta, el tomate y el chile al gusto y los mezclamos con la leche de coco. Agregamos el pescado, rectificamos la sal y dejamos en la nevera 1 o 2 horas.
Picamos el aguacate y añadimos un poco de sal.
Servimos el plato con el pescado y sobre él el aguacate.

Prueba a prepararlo con otro pescado, con marisco, o a quitar y poner ingredientes a tu gusto, como hicieron ellos hasta dar con tu propia receta. Da kana!



viernes, 13 de octubre de 2017

Etiopía


Resultado de imagen de addis abeba

Capital: Adis Abeba
Situado en el centro oriental de África

Etiopía posee una comida especiada y picante que se come con la mano, lo que condiciona su comida. Son frecuentes los guisos tradicionales de verdura, hortalizas o legumbres. La carne de pollo, ternera y cordero también se consume habitualmente, guisada o salteada, pero no la de cerdo, por motivos religiosos. Los platos de pescado cuentan con pescados de río y gambas habitualmente. Adis Abeba cuenta con cerveza de fabricación propia, y además se consumen vino de miel y licores más fuertes. No suelen prepararse postres que no sean fruta, y las comidas se terminan con un café del que se toman 3 tazas, la primera fuerte, para reflexionar sobre un problema, la segunda para buscar soluciones y la tercera, la más suave, para que reine la armonía. Etiopía huele a teff, a tomate, a cebolla, a pollo, a jengibre, a pimienta, a chile, a cardamomo, a canela y a café.

Teemateem fitfit
Tej


El wat, wot o tsebhi es un guiso tradicional que se sirve sobre un pan plano elaborado con teff, un cereal de sabor ligeramente agrio. Comienza a prepararse salteando la cebolla sin grasa, a fuego bajo, para que no se queme, pero que espese el guiso. Luego se añade mantequilla clarificada y una mezcla de especias picante llamada berbere. Por último, tras servirlo, debe comerse partiendo la injera con 3 dedos de la mano derecha y utilizando el pedazo para envolver el guiso y comerlo.



Doro wat

Ingredientes para 2 personas:




















  • 2 muslos y contramuslos de pollo
  • 300 ml de caldo de pollo
  • 2 huevos
  • 1 tomate triturado
  • 1 lima
  • 1 y 1/4 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 10 cm de jengibre
  • 2 vainas de cardamomo
  • 3 clavos
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de cilantro
  • 1 cucharadita de canela
  • 2 chiles rojos
  • 1/2 cucharadita de fenogreco
  • Pimienta
  • Sal
  • 30 g de mantequilla
  • Aceite


Salteamos sin que se quemen el cardamomo, el clavo y el comino y los machacamos. 
Pasamos por la batidora 1/4 cebolla, 1 diente de ajo y la mitad del jengibre y lo ponemos en una sartén a fuego bajo con las especias que acabamos de machacar. Añadimos sal, pimienta, cilantro, canela y los chiles picados, 2 cucharadas de agua y mezclamos bien. Dejamos hacer durante 5 minutos y retiramos del fuego
Cocemos los huevos y reservamos.
Calentamos aceite en una sartén, salteamos el pollo y reservamos.
Picamos una cebolla y la salteamos a fuego bajo con un poco de agua en una cazuela, removiendo para que no se queme. Añadimos la mantequilla, un diente de ajo, el resto del jengibre rallado, el tomate, el zumo de lima y 2 cucharadas de la pasta de especias. Dejamos cocer 10 minutos, agregamos el pollo y lo cubrimos con el caldo. 
Dejamos hacer hasta que la carne esté tierna y la salsa espese. 
Desmigamos el pollo y lo mezclamos con la salsa. Servimos sobre injera o arroz, espolvoreado con el fenogreco molido.

El berberé que sobre puede guardarse en la nevera con un poco de aceite y utilizarse para otros guisos, ensaladas... መልካም ጠባይ (melikami t’ebayi)